La Jiribilla | Por Edwin Martínez
Columnista Deportivo

¡Vamos, vamos, vamos… al circo del chivahermano!

Y así al puro estilo de la canción de unas las familias circense más famosas en México, es como empiezo esta columna estimado lector, de uno de los circos deportivos más vergonzosos y denigrantes en los últimos años, en un equipo de la envergadura de las Chivas Rayadas del Guadalajara.

Vamos por partes, pues a días apenas de que se destapara el escándalo donde directamente se ve involucrado Dieter Villalpando sobre el supuesto abuso sexual de una mujer menor de edad, que después se supo que no era menor de edad si no que tenía 26 y que al final resultó tener 21 años, algo así como las aguas frescas del chavo del ocho, que son de Jamaica, parece de limón pero sabe a tamarindo, pues a raíz de eso, los altos mandos empezaron a sacar chispas y han salido a la luz pública las primeras decisiones.

Los encabezados de las noticias dicen a todas luces “No más tolerancia en Chivas, Villapando separado definitivamente del plantel; López, Vázquez y Peña trabajarán apartados del primer equipo, PERO NADIE REGRESARÁ A JUGAR A CHIVAS”.

Empecemos a enumerar muy por encimita los actos más vistos en este circo tan famoso ya.

El flamante refuerzo Christian “Chicote” Calderón, fue captado a principios de año, en las fiestas de AmecaJalisco, incluso cantando a todo pulmón y al parecer divirtiéndose de lo lindo, y usted me dirá que todos tenemos derecho a disfrutar de la vida, pero digo, no después donde tu equipo pierde un partido importante en la liga ( perdieron 2-1 contra Cruz Azul), donde vienes como refuerzo y donde pareciera que no le das la importancia que merece a un equipo de la altura de Chivas¿En qué quedó todo? Sanción económica.

Tiempo después los tres mosqueteros Uriel AntunaAlexis Vega y José Juan Macías, fueron captados con mujeres que no eran sus esposas después de una concentración con la Selección Mexicana, solo Vega salió a desmentir que no era más que una fiesta con amigos y que él no estaba incurriendo en algún acto impropio.

A la par de los meses, Eduardo “la Chofis” López, fue captado en una fiesta, donde el tema del confinamiento estaba más latente que nunca y donde incluso aún no se tenía fecha de regreso a las canchas.

Uriel Antuna y Alexis Vega repiten la dosis y el mismo Alexis sube un video a redes sociales donde se les ve cantando y en estado inconveniente, celebrando el cumpleaños de Antuna, cuando días antes habían dado positivo a covid-19. Fueron separados indefinidamente, pero el abogado del diablo Jesús Molina, capitán del equipo, logró mediante una plática con directivos, que se reintegraran y todo quedó en una sanción de reducción de salario. Curiosamente el capitán Molina, declaró mediante un vídeo que si volvían a incurrir en alguna indisciplina, él se iba del equipo. Pues hoy, ya hay 4 jugadores fuera de Chivas, ¿Se irá?.

Y bueno el acto estelar, es lo recién del caso Dieter Villalpando, del cual ya se han dado las sanciones por parte del club, falta ver el de la justicia.

¿Para usted quién es el director del circo? Sin duda, el creativo director deportivo, Don Ricardo Peláez Linares.

Así como se le reconoció su trabajo en América, trayendo jugadores y conformando un vestidor de respeto que a la postre serían parte de una época dorada para las Águilas, así mismo fue directivo de la selección previo a Brasil 2014 e hizo un trabajo digno y justo por ese reconocimiento llegó a Cruz Azul y no tuvo tan buenos resultados, llegó a Chivas y el chiste se cuenta solo, asimismo no está mal decir que gran parte del circo es obra de él.

Un equipo de la idiosincrasia de Chivas no debió tolerar ni la más mínima de las indisciplinas, fue una bola de nieve que creció, los jugadores parecían niños haciendo travesuras, a sabiendas que con solo un regaño enmendaban el error. El director deportivo es responsable directo de que los jugadores sean personas íntegras y de buen ejemplo, sabiendo el compromiso que implica estar en un equipo como ChivasRicardo Peláez falló en esa parte, seamos honestos.

Por supuesto que no es niñera para andar detrás de ellos, pero si es responsable de ver más allá del jugador como deportista cuando se contrata, la magnitud de un equipo profesional así lo demanda y más de Chivas.

Si el mensaje era cero tolerancia y poner mano dura, debieron de haber empezado por él, pero solo fue el espaldarazo.

Últimas funciones del año, señores, el circo parece que se va, se va, se va, no se quede sin verlo.

Hablamos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *