Por Karla Gómez .- El atleta colimense, Mario Medina, corrió la 35 edición del Maratón de los Ángeles, el pasado mes de marzo, donde viajó a los Estados Unidos, con recursos limitados, pero agradeció el apoyo que le brindaron el Alcalde, Leoncio Morán Sánchez, Enrique Rojas Orozco, El Dif Estatal Colima, y una parte del INCODIS, además de su hermano.

Lamentó que el Incode, Instituto Colimense del deporte, que siempre le había apoyado ahora no lo hizo, pero manifestó su agradecimiento al resto, pues este año 2020, cumplió corriendo este maratón de Los Angeles, 30 años consecutivamente, por lo que recibió un premio especial.

Él corrió 42 kilometros con 195 metros, en tres horas con 48 minutos el 8 de marzo, señalando que tocó la puerta del Incode, pero no fue escuchado, solo le dijeron que las asociaciones deportivas habían llegado acuerdos con los presidentes del deporte asociado, él es vicepresidente de la Asociación de Silla de Ruedas, y desconocía dicho acuerdo, cuando habló con la presidenta de su agrupación María Villa Montero, le dijo que efectivamente, no se le podía apoyar pues había muchos apoyos no controlados y se administrarían de menor manera.

Del Instituto Colimense de la Discapacidad, señaló agradecer el apoyo, pero lamentó que este no fue el ofrecido, pues si lo transportaron al aeropuerto, pero de regreso de Los Ángeles a Colima, Jesús Dueñas, director del Incodis, le avisó que no podían ir por él al aeropuerto lo que lamentó pues nunca le habían fallado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *