Tan sólo en el mes de agosto se reportaron 934 tomas clandestinas. Hidalgo es la entidad que lidera este delito

En Hidalgo el «huachicoleo» se extendió de manera acelerada entres 2016 y 2018 (Foto: Twitter)

A pesar de que el gobierno federal ha emprendido una lucha en contra del robo de combustible, tanto fuera como dentro de Petróleos Mexicanos (Pemex), el “huachicoleo” no ha podido ser erradicado.

Pero no solo eso, sino que las tomas clandestinas a ductos de la petrolera ha ido en aumento mientras que las pipas que transportan gasolinas y diésel siguen siendo blanco de grupos criminales.

El diario El Universal obtuvo información de la petrolera entregada vía Plataforma Nacional de Transparencia, en la que se muestra que durante el pasado mes de agosto se reportaron 934 tomas ilegales (113 más que en julio), por lo que se sitúa como el número mensual más alto del año.

Información de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Petróleos Mexicanos (SSE) revela que en los primeros ocho meses del año, la empresa ha sufrido 6,739 perforaciones ilegales a lo largo de los 17,000 kilómetros de red de ductos.

Imagen de archivo (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

El medio detalló que de acuerdo con las estadísticas de la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Pemex, el crimen organizado realizó en promedio 1.1 tomas clandestinas por hora entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de agosto del año en curso.

De las 934 tomas clandestinas reportadas el mes pasado (agosto), Hidalgo encabeza las entidades donde hay mayor presencia de la delincuencia que sustrae combustibles de ductos, con 439 perforaciones, de las cuales 205 se concentraron en los municipios de Cuautepec de Hinojosa, Tetepango y Ajacuba.

Tlahuelilpan, en donde se suscitó una de las mayores tragedias ocasionadas por la explosión de una toma clandestina en 2019, registró nueve tomas ilegales en ese mes.

El segundo lugar lo ocupa Puebla, con 159, seguido por Guanajuato, con 80; Estado de México, con 73; Querétaro y Tamaulipas, con 24 cada uno; Veracruz con 22, y Jalisco, con 19, entre los más importantes.

El huachicoleo se ha convertido en un negocio «fácil de mover» (Foto: Cuartoscuro)

Respecto al robo de pipas, los registros muestran que del 1 de enero de 2019 al 31 de agosto de este año, 128 autotanques fueron interceptados para despojarlos del producto que transportaban: 99 el año pasado y 29 en los primeros ocho meses de 2020. Lo cual representa una pérdida para Pemex de un millón 162 mil 254 litros de combustibles.

El municipio de Coatzacoalcos (Veracruz) es el que presenta el mayor número de robos, con siete; seguido de Tijuana (Baja California); Lagos de Moreno (Jalisco); General Escobedo (Nuevo León), y Tampico (Tamaulipas) con dos robos cada uno.

Pese a que dependencias y organismos de seguridad federales, estatales y municipales, así como de seguridad de Pemex, han presentado ante el Ministerio Público a 473 personas por el robo de hidrocarburos en tres años ( entre 2016 y agosto de este año)  sólo 98 están en prisión, revelan datos de la Unidad de Estadística Jurídica de Pemex.

Con información del Universal e Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *