De acuerdo con la NOM-144, se colectaron muestras y se aplicó el tratamiento químico fitosanitario el 27 de octubre pasado, que consistió en la fumigación del embalaje con bromuro de metilo y la incineración del volumen total del producto, con la finalidad de prevenir la dispersión de los insectos adultos vivos en el embarque.

La Profepa revisa las importaciones de materias primas, productos y subproductos forestales como madera aserrada, embalajes, artesanías de madera, productos manufacturados con mimbre, esculturas o tallas de madera, marcos, cuadros y muebles con el objetivo de verificar que estén libres de plagas y enfermedades.

Con ello, se garantiza la calidad fitosanitaria de este tipo de productos que se importan a nuestro país a través de puertos, aeropuertos y fronteras, y protege los ecosistemas forestales nacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *