·El área de trabajo de este investigador universitario, Paolo Amore, se centra en problemas relacionados con la física y matemáticas, con aplicaciones incluso en la industria y el trabajo artesanal.

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC), institución que agrupa a científicos con destacadas trayectorias, tanto de México como del extranjero, aceptó como nuevo miembro regular al físico Paolo Amore Sarotti, quien se desempeña como profesor investigador en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima.

En entrevistas, Amore Sarotti compartió que, si bien este nombramiento no tiene una remuneración económica o un grado académico, sí reconoce su trayectoria y constancia académica en su especialidad; además, dijo, es un compromiso para seguir apoyando el desarrollo científico e involucrarse con temas de promoción de la ciencia y para fortalecer el ambiente científico local y nacional.

El área de trabajo del investigador universitario se centra en problemas relacionados con física y matemáticas, “si un problema llama mi atención, lo investigo y veo si puedo proponer una solución, de lo contrario, no genero nada. Sobre todo, me llaman la atención aquellos problemas que tienen que ver con física y matemáticas, pero también los de física computacional”.

Actualmente, dijo, está trabajando en problemas de empacamiento; es decir, “cómo empacar un dominio de cierta figura geométrica en una más grande. Estas figuras se pueden tocar de los lados, pero no sobreponerse. Un ejemplo sería colocar círculos dentro de un triángulo o un cuadrado. Si bien la solución a este problema parece simple, las respuestas pueden llegar a ser varias y de distintas formas, cuando se aborda desde las matemáticas”. Este trabajo, además de aplicarse en física o matemáticas, también tiene aplicaciones en la industria y el trabajo artesanal.

“En física, este problema puede darse con la materia condensada suave, en sistemas complejos que tienen muchas partículas interactuando. En este caso, uno se pregunta cómo se organizan para mantener su equilibrio. En matemáticas, el problema es geométrico; se trata de acomodar cierto número de discos en una figura fija, de tal manera que la densidad sea maximal. En lo industrial o incluso artesanal, se aplica cuando un sastre tiene tela para coser un vestido y tiene que dibujar sus diseños de tal manera que le salga el mayor número de vestidos sin desperdiciar mucho material”, explicó.

Creada en 1959, la AMC “es una organización que enlaza a científicos de diversas áreas del conocimiento bajo el principio de que la ciencia, la tecnología y la educación son herramientas fundamentales para construir una cultura que permita el desarrollo de las naciones, pero también el pensamiento independiente y crítico a partir del cual se define y defiende la soberanía de México”, de acuerdo con su página de internet.

Sus objetivos son: Promover el diálogo entre la comunidad científica nacional e internacional, orientar al Estado mexicano y a la sociedad civil en los ámbitos de la ciencia y la tecnología; la producción de conocimiento y su orientación hacia la solución de los problemas que atañen al país, fomentar el desarrollo de la investigación científica en diferentes sectores de la población, buscar el reconocimiento nacional e internacional de los científicos mexicanos y contribuir a la construcción de una sociedad moderna, equitativa y justa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *