·Francisco Monsiváis Salinas, coordinador del IMSS en Morelos, reconoció la problemática en este nosocomio y ofreció resolverlo.

Foto de: Estrella Pedroza

En la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 20 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Cuernavaca no siguen protocolos adecuados de ingreso al servicio de laboratorio y tampoco implementan medidas de sanidad para las tomas de muestras, señalaron derechohabientes. Un funcionarios del IMSS en Morelos  admitió la existencias de algunos problemas en esa UMF e informó que se tomarán medidas al respecto.

Los derechohabientes detallaron que en el horario destinado para la realización de pruebas de laboratorio, los usuarios se forman uno tras otros sin guardar el mínimo de distancia entre persona y persona, además de que en el interior los mantienen hacinados en un solo piso.

También reprocharon que el personal del laboratorio les realice los estudios sin tomar medidas de sanidad, lo que representa un riesgo ya que tiene contacto con decenas de personas, sin hacer lavado de manos o cambiar los guantes entre paciente y paciente.

Esta reportera visitó la UMF para constatar las condiciones en las que se presta el servicio y observó que antes de las 7:00 am, horario de inicio de actividades, decenas de personas hacían una fila de ingreso formadas una tras otra sin guardar metro y medio o dos metros de distancia, como lo han recomendado las autoridades de la Secretaría de Salud.

Uno de los usuarios solicitó al guardia de seguridad que garantizara la sana distancia y éste, molesto, le respondió “si hago eso, la fila será más larga”.

El propio guardia, dirigiéndose a las personas formadas, preguntó en voz alta: “¿Quieren que haga la fila más larga para guardar la distancia?” La respuesta en coro fue “no”. A las 7:10 horas empezó el ingreso.

Foto de: Estrella Pedroza

Sin filtro alguno como sanitizarse los pies o ponerse gel en las manos, los pacientes pasan la puerta que da la farmacia.

La única indicación que reciben es que pasen al primer piso y se dirijan a la ventanilla donde le indicarán la puerta a la que se va a dirigir.

En ese piso se concentran decenas de personas y tampoco hay espacio para guardar la sana distancia. A cada cubículo o puerta están asignadas dos personas que utilizan cubrebocas y guantes.

Una de ellas es la que sale a recibir la orden por escrito del tipo de pruebas que se debe realizar y recibe también las pruebas de orina.

La encargada de tomar las muestras de sangre, en el cubículo 4, pasa al paciente, le indica que se descubra el brazo, le toma el brazo, le pone una liga, coloca alcohol y toma la muestra. Y con la misma dinámica y los mismos guantes, recibe a otros pacientes.

En el cubículo dos, se observa que el encargado de tomar las muestras no usa guantes e implementa la misma mecánica para tomar la muestra y al concluir no usa gel ni hace lavado de manos.

Durante más de 30 minutos, en ningún momento se cambiaron los guantes o sanitizaron las manos.

Una usuaria cuestionó a uno de los empleados del IMSS: ¿Por qué no se cambian los guantes o sanitizan las manos para tomar muestra entre paciente y paciente? , el joven respondió: “Eso es cosa de los encargados del laboratorio y además, como puede ver, tampoco se sigue un protocolo de entrada”.

Ante incumplomiento de protocolos, IMSS tomará medidas: Monsiváis

En entrevista, Francisco Monsiváis Salinas, coordinador del IMSS en Morelos, reconoció que por las mañanas se registra esta problemática de incumplimiento de protocolo de sana distancia.

“Ya entablamos comunicación con la jefatura de vigilancia y solicitamos que pongan más vigilantes y les instruyan insistir al derechohabiente sobre la sana distancia, usos de alcohol, gel, cubrebocas y mascarilla”, dijo.

Añadió que se vigilará que solo ingrese el paciente que se va a realizar el estudio y se permitirá el ingreso de un acompañante, en casos en que la persona sea diabética o tenga problemas de movilidad, añadió.

Sobre la queja de la toma de muestras en el laboratorio sin cambiar guantes o sanitizarse las manos, el funcionario federal, detalló:

“Se revisará con el área de laboratorios y epidemiología si es necesario modificar los protocolos de asepsia y antisepsia a la hora de tomar muestras de sangre de los pacientes”.

A decir del funcionario, el tocamiento de piel no representa ningún riesgo durante esta pandemia porque el virus de Covid-19 se contagia al tener contacto con la boca y la nariz o estar expuestos a la saliva de las personas.

Lo anterior, a pesar de que la principal recomendación es guardar la sana distancia y evitar tener contacto con las personas.

Monsiváis Salinas indicó que entre las medidas que se buscará implementar es dar citas escalonadas y  el ingreso por grupos pequeños.

Sin embargo, dijo que el principal problema es la idiosincrasia del mexicano debido a que si se le cita a una hora, llega 30 minutos antes o hasta una hora.

Detalló que este problema se enfrenta también en el Hospital Regional número 1, situado en Av. Plan de Ayala.

Con Información de Aristegui Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *