*El proyecto, además, se realizó con la colaboración de la Universidad de Colima y la Universidad Autónoma de Baja California.

Heidy Sughey Gama Figueroa, egresada de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad de Colima, generación 1996-2003, presentó en días pasados, vía videoconferencia, su proyecto de investigación titulado: “Caracterización de pequeños productores lecheros en el Valle de Mexicali, Baja California, México”, con el que obtuvo su título de Médica Veterinario Zootecnista.

La hoy titulada explicó que esta investigación, en la cual participaron la Universidad de Colima y la Universidad Autónoma de Baja California, tiene como objetivo caracterizar el sistema de producción de pequeños productores lecheros para que, en un futuro, con base en este trabajo, se diseñen mejores políticas y proyectos para mejorar la producción lechera a pequeña escala y evitar su desaparición. Ella vive actualmente en Mexicali, por eso su trabajo se centró en productores de aquel lugar.

Este proyecto, dijo, “estuvo orientado a conocer cómo se encontraba la situación actual de la lechería y cuáles son las necesidades, para presentar un documento ya avalado objetivamente, así como obtener indicadores importantes que puedan ayudar al gobierno a dirigir de una manera más eficiente los apoyos a los productores lecheros”.

Para su proyecto entrevistó a 61 productores del Valle de Mexicali, a quienes les preguntó sobre las características generales de su labor, aspectos de las explotaciones, la producción y manejo de la leche, así como del manejo de la pradera.

Como resultados, dijo, “se supo que los productores lecheros están disminuyendo considerablemente a través del tiempo, ya que la edad promedio de ellos es de 56 años y no existe un involucramiento o interés por parte de la familia, lo que en un futuro podría provocar su desaparición y convertir a Mexicali en totalmente dependiente de otros lugares en éste tipo de productos”.

Además, comentó, “la leche que se produce no es pasteurizada, casi el 30% de los productores ordeña a mano. Esa leche se vende en la región y el mismo productor o bien otras personas elaboran subproductos derivados, como queso fresco, por lo tanto, sería un problema latente la aparición de alguna enfermedad zoonótica que se pueda transmitir a través de la leche o el queso, como podría ser la tuberculosis o brucelosis”.

Al respecto, Juan Augusto Hernández Rivera, profesor investigador de la FMVZ y director de esta tesis, dijo que “el proyecto es importante debido que se necesita conocer el contexto del uso del agua, así como el porqué están disminuyendo los productores, y ya con los resultados, que se puedan brindar apoyos por parte del gobierno para continuar con esta actividad”.

La idea, añadió, “es que los resultados sirvan de algo en el contexto real. Ella, que está vinculada directamente en el gobierno, que promueva esta concientización, y también es un área de oportunidad que se está dejando por el tema de la edad, en la que los jóvenes ahora pueden invertir y quedarse mejor en México. El peor de los escenarios es que en un momento llegue a desaparecer el sistema de producción en pequeños productores, lo que tendría un impacto en la economía local”.

Leonel Avendaño Reyes, profesor investigador del Instituto de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma de Baja California y co-director de este trabajo, comentó que como universidad se trabaja con estudios objetivos y científicos para que se puedan brindar apoyos y mantener este tipo de actividades, como la de los pequeños productores lecheros.

“Los resultados los debe utilizar el gobierno; debemos de tener esa vinculación para que se encarguen de apoyar a los productores, porque en este caso, la leche es un alimento básico que contiene la mayoría de los nutrientes que se necesitan desde la infancia”, dijo.

Para finalizar, sobre la vinculación de la Universidad de Colima con la Universidad Autónoma de Baja California, dijo que “es muy positivo establecer estos lazos amistosos para que cada institución, con sus fortalezas y conocimientos, pueda contribuir a mejorar la calidad de vida de la población”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *