Tonila y Zapotitlán de Vadillo, son 2 localidades que forman parte del grupo de 17 municipios jaliscienses, que aun no registran muertes por coronavirus.

Jalisco.- Los municipios jaliscienses de Tonila y Zapotitlán de Vadillo, forman parte de los 17 municipios jaliscienses en donde hasta el momento no se han reportado muertes por causa del virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Lo anterior a pesar de su colindantes con el Estado de Colima, en el caso de Tonila que registra cero muertes, contrasta con su la cercanía con el municipio de Cuauhtémoc, Colima, en el que se tienen ya registradas 20 muertes. Por otro lado Zapotitlán de Vadillo que también tiene cero muertes, se tiene una situación similar en vecindad con el municipio de Comala, Colima, en el que se tienen hasta el día de ayer 29 de Octubre, el registro de 16 muertes.

Por otro lado Tonaya, Bolaños, Atemajac de Brizuela, Mexticacán y Jilotlán de los Dolores se encuentran de igual forma dentro de los 17 municipios de Jalisco que a la fecha no reportan ninguna defunción por COVID-19. Son territorios que durante estos siete meses han mantenido además una baja incidencia de casos confirmados.

Tuxcacuesco, Tenamaxtlán, Techaluta, Cañadas de Obregón, San Martín de Bolaños, Juchitlán, Villa Guerrero, Guachinango, Ejutla y Santa María del Oro tampoco reportan hasta el corte de ayer ninguna defunción por el coronavirus. Santa María del Oro es además el único de los 125 municipios de Jalisco que no ha registrado casos confirmados de la infección; en tanto que Ejutla registra un solo caso confirmado.

La menor densidad de población y la dispersión de las comunidades son factores que permiten evitar la transmisión de contagios, a diferencia de las ciudades donde hay mayor concentración de personas; pero ciertamente hay municipios con pocos casos que han debido lamentar entre ellos algún deceso, como San Sebastián del Oeste o San Cristóbal de la Barranca, que tienen cuatro casos positivos y una defunción, cada uno; o Mixtlán, con tres casos confirmados, entre ellos una defunción.

Aunque la mayoría de las personas afectadas se recuperan, la infección por el virus SARS-CoV-2 puede causar complicaciones que llevan a la muerte, por lo cual sin importar si en la comunidad hay pocos casos reportados, debe mantenerse la guardia y tomar precauciones para evitar el contagio. Tener en cuenta también que la movilidad de un municipio a otro, de un estado o de un país a otro, facilita la transmisión del virus.

Debido a que la pandemia de COVID-19 se mantiene activa, la SSJ reitera que es necesario postergar los festejos y reuniones de todo tipo, tanto las que se llevan a cabo en salones, terrazas, clubes y espacios comunes; como las que se celebran en domicilios particulares, a fin de reducir al mínimo el riesgo de adquirir el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.Asimismo, la dependencia exhorta a la población, en especial durante el periodo en que se mantendrá activo el botón de emergencia (30 de octubre al 13 de noviembre de 2020), a permanecer en espacios públicos por corto tiempo, usar adecuadamente el cubrebocas (puede reducir hasta 90 por ciento el riesgo de contagio), evitar las aglomeraciones -especialmente en lugares cerrados-, mantener distancia de 1.5 metros entre personas, y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o usar gel alcohol.También es muy importante estar alerta ante la presencia de síntomas como fiebre que no cede, dificultad respiratoria o registrar una saturación de oxígeno menor a 92 por ciento, y acudir de inmediato a una unidad médica, sin esperar al resultado de una prueba de laboratorio para SARS-CoV-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *