La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que las cifras altas de glucosa en la sangre o diabetes en descontrol, causan una alteración en el sistema circulatorio y puede traducir un estado protrombótico (formación de coágulos), complicando así la vida de los pacientes con Covid-19.

Personal de la Subdirección de Epidemiología de la dependencia explica que la diabetes mellitus con hiperglucemia arriba de los valores de 140 mg/dl de glucosa, ocasiona “disfunción endotelial”, es decir, el mal funcionamiento de la capa que cubre a los vasos sanguíneos por dentro, lo que ocasiona trombos o coágulos de la sangre.

Por eso, en el caso de los pacientes graves por Covid-19, aun cuando haya paso del oxígeno por intubación, el pulmón no responde y, por ende, el tratamiento es combinado con anticoagulantes y soporte ventilatorio en caso de requerirlo.

Ante esta situación, se informa que ha fallecido el 28% de las 780 personas que han enfermado por Covid-19 y, tienen o tenían diabetes (217), lo que representa el 41.7% del total de defunciones (521), que se habían registrado en la entidad al 17 de septiembre.

En este contexto, se reitera que la diabetes es una de las principales comorbilidades que se han presentado en pacientes fallecidos por Covid-19, ya que el 53% tuvo hipertensión o tensión arterial alta, el 42% vivía con diabetes y el 40% con obesidad.

Asimismo, el 12% de los fallecidos por Covid-19 padecían de insuficiencia renal y el 10% tenían tabaquismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *