• Los trabajos de rehabilitación de la estación de rebombeo de aguas negras, la colocación de tapas metálicas para el sellado del cárcamo y obras de drenaje, han logrado reducir malos olores que por muchos años se han padecido en la ciudad.

Técnicos de la Comisión de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado de Manzanillo -CAPDAM- trabajan en acciones que controlan los malos olores que se desprenden de alcantarillas y zonas donde hay instalaciones relacionadas con el tratamiento de aguas negras; tal y como lo ha solicitado la presidenta Griselda Martínez.

Con obras de destitución y ampliación de drenaje, los trabajos de rehabilitación y mantenimiento de las estaciones de rebombeo de aguas negras, así como la colocación de tapas hechas de materiales reforzados y anticorrosivos para el sellado del cárcamo, se han logrado reducir los malos olores.

La alcaldesa precisó que actualmente están en proceso de elaboración las tapas del cárcamo de la estación de rebombeo de aguas negras ubicada sobre la Av. Elías Zamora y Av. Tamarindos, junto a la Unidad Deportiva “Tubo Gómez”; así como de la estación de bombeo ubicada cerca de la farmacia del ISSSTE en San Pedrito.

“Los trabajos en su conjunto, han ido eliminando desagradables olores a drenaje para que los ciudadanos respiren un aire menos contaminado y se eleve su calidad de vida; mejorando también la impresión turística de nuestra ciudad”.

Cabe destacar que a lo largo de la historia del municipio, el problema de malos olores había sido ignorado por sus gobernantes, sin embargo, la presente administración encabezada por Griselda Martínez, se esfuerza por disminuir la contaminación ambiental y diariamente trabaja en ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *