Aseguran que no se pretende militarizar el sector. La enmienda fue remitida al Presidente para su promulgación. Fue respaldada por Morena, PT, PES, PRD, PVEM y parte del PRI.

Con el voto de Morena, Encuentro Social, PT, PRD y parte del PRI y del PVEM, el Senado aprobó la minuta que otorga mayores facultades a la Secretaría de Marina (Semar), entre ellas la administración y el control de los puertos del país, y remitió esa iniciativa al Ejecutivo federal para su promulgación.

El PAN y Movimiento Ciudadano votaron en contra, bajo el argumento de que se militarizarán los puertos. Sin embargo, al presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Marina, el priísta Eruviel Ávila, rechazó los señalamientos y pidió un voto de confianza a la Semar, ya que no se atenta contra la Constitución.

La legisladora Mónica Fernández (Morena), presidenta de la Comisión de Gobernación, subrayó en el pleno que este tema se ha vuelto un poco controversial, pero con esta transferencia de facultades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a la Semar no se vulnera de forma alguna lo dispuesto en el artículo 129 constitucional, ya que las citadas atribuciones las ejercerá la Marina y no la Armada de México.

El panista Julen Rementería expresó: no puede ser que simplemente vayamos camino a la militarización de absolutamente todo en este país. Al rato en cualquier actividad que se antoje con el estandarte de la corrupción, se pretenderá que aprobemos que las fuerzas armadas, la Marina o el Ejército, tengan la responsabilidad de llevar a cabo estas administraciones.

Dante Delgado, coordinador de Movimiento Ciudadano, resaltó desde tribuna: no podemos acompañar una reforma que pretende profundizar la militarización del país al introducir en este esquema a la marina mercante, a la educación náutica, a la administración portuaria, a las contrataciones de comunicaciones y transportes náuticos que trastocan de manera inconstitucional lo de la administración pública federal.

Modificación, sin éxito

Gabriela Benavides, del PVEM, pidió en el pleno que se regresara a comisiones el dictamen para que se modifique, y únicamente se le asigne a la Semar los temas de seguridad, no la administración completa de los puertos.

El senador independiente Emilio Álvarez Icaza insistió en que esta reforma es un error de forma y de fondo. ¿Por qué pienso esto? Porque seguir avanzando en la militarización del país es un error no sólo porque va en contra de lo establecido en la Constitución, sino que va en contra de la construcción de un modelo civil, civilista, democrático que signifique la participación de distintos actores.

Con las reformas y adiciones a las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, la de Navegación y Comercio Marítimos y la de Puertos, se asignan a la Semar nuevas atribuciones, entre ellas que será la autoridad marítima nacional y podrá ejercer su mando no sólo en zonas marinas, sino también en costas, recintos portuarios, terminales marinas e instalaciones portuarias nacionales.

Con información de la Jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *