·La especialista en Musicología expuso uno de los aspectos más controvertidos y conmovedores de la historia de la música: niños mutilados para interrumpir su desarrollo natural como varones y conservar sus privilegiadas voces.

Blanca Reyes Martínez impartió una interesante charla sobre uno de los aspectos más controvertidos, y quizás oscuros, de la historia de la música: la mutilación a niños cantores para conservar sus voces agudas. La charla, transmitida por videoconferencia, se tituló “Los Castrati” y forma parte de las actividades del Programa de Arte en Casa de la Universidad de Colima.

En su disertación, Blanca Reyes, máster en Artes y licenciada en Música con especialidad en Musicología por la Universidad de las Artes de Cuba, se refirió a dicho arte como “un lenguaje comunicador de emociones y sentimientos; las creaciones artísticas son un producto humano, se hacen, interpretan, valoran, escuchan, bailan y, en el caso de la música, utiliza sonidos y silencios”.

Agregó que los medios sonoros vocales se clasifican en voces blancas o infantiles; femeninas (divididas en soprano, mezzosoprano y contralto), y masculinas (tenor, barítono,
bajo y contratenor). Sobre esta última clasificación, dijo que los contratenores son cantantes masculinos que alcanzan registros vocales muy agudos, que pertenecen al de las mujeres, y puso como ejemplo al francés Philippe Jaroussky, un gran referente para este tipo de voces.

Sobre el tema principal, Blanca Reyes relató las tragedias de los castrati, quienes tenían que dedicar su vida al canto después ver interrumpido su desarrollo natural como varones: “Alrededor de cuatro mil niños, entre los ocho y doce años, eran mutilados anualmente para el ‘servicio al arte’; los llevaban con un barbero-cirujano y pocos sobrevivían al proceso”.

Añadió que los Castrati relevantes en la historia de la música son Carlo Broschi, “Farinelli”, sobre quien hay una película dirigida por Gérard Corbiau, y Alessandro Moreschi, considerado el último de la Historia. Al finalizar la charla, los participantes se mostraron conmovidos y agradecieron a la maestra y a los organizadores por transmitir tal conocimiento.

Karina Alcántar, trabajadora universitaria, expresó: “Aprendí mucho y, a pesar de las tristes historias de los castrati, es digno reconocer que alcanzaron voces de ángeles y lograron mover sentimientos”, según refirió sobre lo expuesto por Blanca Reyes.

En su turno, la universitaria Juani Rosales comentó: “Impactada estoy por lo que tuvieron que sufrir los niños para ser artistas y mantener su voz”. Cabe destacar que Blanca Reyes se ha destacado por coordinar e impartir cursos y talleres de Apreciación Artística organizados por la UdeC, entre los que se destacan “Invitación a las artes”, “Historia general del Arte”, “Caminos para la música”, “Alrededor del arte”, y “La Homosensualidad en el arte”.

Arte en Casa se inspiró en el programa “Cátedra de arte” y aspira a ser un espacio de formación y apreciación artística virtual en tiempos de contingencia sanitaria. Consta de
tres charlas y un taller de teatro realizados por la Dirección General de Difusión Cultural de la UdeC y coordinados por la Dirección General de Recursos Humanos, la Coordinación
General de Extensión y el CEDEFU.

El ciclo de conferencias y talleres Arte en casa continuará su programación con el taller “Teatro en contingencia: Teatro que libera”, impartido por Carmen Solorio, actriz y dramaturga de la Universidad de Colima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *